El pollo no solo es un alimento rico, el cual se puede hacer en distintas recetas con diversas combinaciones, también es sinónimo de salud, porque tiene diversos nutrientes que son necesarios para el cuerpo humano.


Los nutriólogos siempre te recomendarán que comas pollo, debido a las siguientes razones:


Es bajo en grasa: es una carne que tiene poca grasa, principalmente en la pechuga y es alta en proteínas.


Reduce el ácido úrico: si requieres disminuir esta sustancia química de tu cuerpo, que en altas concentraciones puede provocar cálculos renales y problemas de articulaciones, lo mejor es consumir pollo, ya que este alimento es bajo en una sustancia llamada purina, que al ser digerida produce el desecho denominado ácido úrico.


Tiene vitaminas y minerales: el pollo tiene vitamina B6 que eleva los niveles de energía y ayuda a que el cuerpo queme más calorías; tiene minerales como el fósforo que mantiene huesos y dientes en perfecto estado y selenio que ayuda al cuerpo humano a generar antioxidantes.


Proteínas: el pollo tiene proteínas que contienen aminoácidos esenciales, gran parte es aprovechada para formar tejido muscular.


Mejora estado de ánimo: el pollo incrementa la producción de serotonina en la sangre, lo que ayuda a mejorar el estado de ánimo y el sueño de cualquier persona.


Fácil digestión: el pollo es de carne blanda, por lo cual es más fácil de digerir que la carne roja, y no provoca ácidos en el estómago.


Con información del sitio Botiquín.mx